miércoles, 8 de junio de 2011

A la sombra de mi sombra.



13h. de un día cualquiera de Junio, un matojo aparece por la pista, el viento levanta arenilla...todo calma, no se escucha ruido alguno, las hormigas siguen con su ritual sin inmutarse, una lagartija inmóvil parece observarme impasible en la pared del gimnasio.

El sol cae vertical, vertical en mi cabeza, un famoso silbido azuza mis oidos y de pronto veo a lo lejos tres personas que se acercan por la acera de la calle cercana a la pista...por momentos pienso que son El Rubio, el bueno(Clint Eastwood), Ojos de Ángel, el malo( Lee Van Cleef) y Tuco, el feo(Eli Wallach) y que vienen a batirse en ese legendario duelo a tres de la película El Bueno, el feo y el malo, pero no, no lo son, ensoñaciones mías, ni tampoco hay tanta arena en la pista para que parezca el desierto de Tabernas.

En el final de curso, nuestra querida Andalucía tiene zonas que a la 13 horas se hace complicado practicar ejercicio físico al aire libre, tenemos que tener en cuenta que hay días en los cuales podemos llegar a los 32º.33º grados, por ello la importancia de protegernos en estos dias tan calurosos.

El organismo de nuestros alumn@s todavía no tiene desarrollado totalmente la termorregulación, por ello se hace imprescindible una hidratación correcta antes, durante y después de la sesión para evitar posibles lipotimias, golpes de calor,...

Si disponemos de gimnasio, es estupendo para estas horas y días y si no (lamentablemente no todos los coles tiene) podemos buscar zona de arboleda en la cual se pueda desarrollar nuestra actividad de una manera segura y a la sombra.

- Maestro, ¿Vamos a salir a la pista?
- ¿Has visto el calor que hace?
- Da igual maestro.
- No, chic@s hoy haremos la sesión en el gimnasio, además en la pista hay un duelo por
200.000 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario