lunes, 21 de noviembre de 2016

Payaso vs Rottenmeier.


     Ayer me contaron esta historieta cualquiera:

- ¿Tú que eres más de payaso o Rottenmeier? vamos como si te preguntaran si eres más de playa o de montaña o si estudias o trabajas.

Yo soy más de payaso, la verdad, siempre intento hacer sentir bien a mi público. Y ese es el objetivo de un payaso; y como mi público suele aprender jugando, jugar es placentero y provoca risas, pues si, definitivamente si, soy más payaso que Rottenmeier.

El sentido del humor nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea y genera un estilo peculiar de enfocar nuestra tarea educativa, nos sirve para controlar los conflictos y aliviar las tensiones que se generan día a día. Nuestra mente está en continuo funcionamiento, fomentamos el pensamiento divergente y creativo del cerebro.

- Pues resulta amigo Pedro que el otro día entré en clase de Rottenmeier y los niños/as sonrieron y gritaron bieeeeennnn al verme y no porque sea yo, sino porque llega el maestro de EF. Mi Rottenmeier al escuchar la bienvenida se puso mala, como si le hubiera dado un retortijón de esos que te dan a ti cuando se te viene la pared abajo, y de repente... barrido de mirada fulminante y silencio sepulcral en la sala. esto parece como si entrara aquí un payaso de la tele. Me hizo gracia el apelativo, entiendo que fue algo inconsciente y ni me enfadé por ello pero se me vino a la mente la señorita Rottenmeier de Heidi, personaje de edad madura, severa, rígida que se desconcierta con la espontaneidad y el ímpetu de los niños/as y contemplaba cómo se le desmoronaban una a una todas las normas que durante años se ha empeñado en imponer.

Cada maestro/a, ya sea por creencia, personalidad, estudios y propia libertad de cátedra, desarrolla una forma de dar las clases que puede asemejarse más a un ámbito que a otro, quiero decir con esto, que si vienes de una formación ligada a la animación, inconscientemente potencias más ese aspecto.

( dos semanas despúes)...
- Eh! que pasa compadre, ¿cómo te va con Rottenmeier?

- Muy bien tío, ayer le conté un chiste y casi se ríe.

- Fo! qué espectáculo!


lunes, 24 de octubre de 2016

Se me vino la pared abajo.


    Ya justo a la hora de salir de casa noté la primera impresión, un toque, pero el tiempo se me echaba encima y no podía pararme a prestar atención a ese aviso que mi cuerpo me estaba dando y salí por la puerta con la sensación del ya no retorno.

Primera sesión bien, subía escalera, bajaba escalera, pero había algo en mi cuerpo que no encajaba.

Segunda sesión en el gimnasio con clase de 1º, atención absoluta, ya que traen más energía por las mañanas que un iphone recién cargado; ya sí empecé a sudar un poco, y no hacía calor, algo me sobraba, mi mente y yo luchando para resistir el embite. Un alumno me preguntó: "¿maestro qué te pasa? estás blanco", le dije que nada, que es que yo veraneaba en un sótano.

Mi mente trabajaba a mil revoluciones, presta atención al juego, organiza el siguiente, recoge los aros, pienso...me voy un momentito rápido ahora que están jugando y vengo, pero no, son de 1º, no me puedo ir, ufff, la pared ya totalmente caída, incluso se me venía a la cabeza tararear el estribillo de una sevilla de Los Marismeños que decía "y un escalofrío, me tiene arrecía el alma y es que siento escalofrío..."

Como pude terminé la sesión y en ese breve instante en que dejé una clase y me disponía a ir a la siguiente, por fin fui persona, ya ahora todo era felicidad, buen rollo, escuchaba el cante de los pájaros, había recuperado mi color, ya sí podía continuar, porque como dijo algún sabio " Hay más espacio fuera que adentro" y eso es así.

En ocasiones, los especialistas con nuestro horario frenético de ve a una clase 45 min. saliendo, ve a la siguiente y así sucesivamente, no tenemos ni 5min. para esta primera necesidad y se antoja todo una odisea poder hacer un "download" y sacar lo mejor de ti mismo.

Un saludo y que la fuerza os acompañe.






lunes, 10 de octubre de 2016

Shhhhhhhhh!!!!


    Quedan tres minutos por mi reloj suizo y empezamos a subir la escalera, RUIDO...seguimos por el pasillo de la primera planta, RUIDO... vamos entrando a la clase y RUIDO...las puertas de las otras clases por las que pasamos se nos cierran ¡pum! ¡pum! como si vieran llegar al ministro con las tijeras "pa" recortar; molestamos....hay RUIDO, pero es RUIDO DE APRENDIZAJE.

Uno de mis objetivos como maestro de educación física es que mi alumnado practique los juegos y deportes que planteo, en su tercer tiempo pedagógico, es decir, en su horario fuera del colegio. Si es interesante que lo vivencien en las sesiones de E.F y también en el recreo, mucho más que cree una transferencia fuera del ámbito escolar.

Cuando un juego les ha gustado y han disfrutado con su práctica, les encanta contarse las batallitas del juego cuando vamos para la clase una vez terminada la sesión. Mientras no sea algo escandaloso, no soy nadie para mandar a callar a mi alumnado en plan ogro shshshshsh y desgallitando mi garganta cuando lo único que están haciendo es interactuar e intercambiar su propia vivencia del juego; hay ruido sí, pero repito, es ruido de aprendizaje. Sólo se aprende lo que se vivencia.

El otro día llegó al cole la auxiliar de conversación al idioma que es nativa de Escocia. La chiquiila muy apurada, me pregunta que los alumnos/as, sobre todo los más pequeños de1º y 2º se le acercaban y le daban un abrazo espontáneo y me preguntaba si eso se podía hacer porque en Escocia estaba prohibido. Le comenté que no podía generalizar, pero que en nuestra comunidad andaluza eso era normal que un alumno/a se te acercara y te diera un abrazo y tu corresponderle con algún gesto cariñoso de palmadita en el hombro, cabeza o una simple sonrisa; no somos robots!!

Salir de nuestra zona de confort es complicado, porque entramos en una zona de incertidumbre que no sabemos a donde nos va a llevar, pero tenemos que hacernos la pregunta de si nos está sirviendo lo que hasta el momento hacíamos y no tirar la toalla a las primeras de cambio.

Abogo por una educación física cooperativa, donde se juegue por grupos, se ayude, comparta con el compañero/a y se disfrute jugando. Es importante potenciar una comunidad de aprendizaje en los juegos donde se vivencie interiormente a través de él y se den un abrazo cuando consigan su objetivo o choquen sus manos y al volver a clase que hagamos ruido, muuuucho ruido y que nos cierren las puertas a nuestro paso, eso será señal de que hay RUIDO DE APRENDIZAJE!!

lunes, 19 de septiembre de 2016

¿ Tienes cambio?


+ Hola, ¿tiene cambio?
- Buenas, ya no hace falta cambiar.
+ Pero a mí me vendría bien cambiar, me hace falta.
- Ya, pero tampoco pasa nada porque no cambie, utilízalo así, que no le pondrán pegas.
+ No es porque me vayan a poner pegas, es que veo necesario cambiar.
- Está bien, si es lo que quiere...de todas formas, ¿puedo hacerle una pregunta?
+ Claro, dígame.
- ¿Por qué quiere cambiar si ese billete puede utilizarlo dónde, cuándo, cómo le plazca?
+ Porque me lo dicen las tripas...nuevos retos, nuevas historias, nuevas formas, colores,....
- ¿ Y si se equivoca?
+ Pues intento rectificar, si no tiene solución pues lo acepto y a mirar para adelante; la cuestión estar en tomar decisiones.
- Ah, ya voy entendiendo, es como la chispa de la posibilidad ¿no? lo demás vendrá sólo, solo tienes que dejarte llevar.
+ Bualá, equi li cuá!! estar en sintonía, amigo.


Ayer recibí un mensaje de una madre, de agradecimiento a mi área de Educación Física:

" Hola Pedro. Quería agradecerte la forma en que has impartido tu asignatura. No sé cómo lo has hecho, lo que sí he visto los resultados en mi hijo. Un interés tremendo por todo lo relacionado con el deporte: fútbol, baloncesto, balonmano, juegos,...y lo más importante...jugar por el placer de jugae y sabiendo perder, eso no tiene precio.
Cuando le hemos dicho que su maestro Pedro no iba a estar este curso, su cara lo expresó todo. ojalá el maestro nuevo enseñe tu asignatura de una forma tan bonita.
Espero que te vata bien en el nuevo cole y quizás algún día vuelves a ser maestro de alguno de mids hijos. Un fuerte abrazo." 

EL QUE COMIENZA DE NUEVO, EL QUE CAMINA, EL QUE SE MUEVE, EL QUE SE ADAPTA...NOS RECUERDA A TODOS LOS DEMÁS LA CANTIDAD DE TIEMPO QUE LLEVAMOS PARADOS.

lunes, 18 de enero de 2016

¿Y tú? ¿Dejaste ya de hacerte el sombrero?




 Ayer Domingo decían en las noticias que según los expertos( no sé quienes), el 3º lunes de Enero era el día más triste del año; es curioso lo relativo que puede ser la tristeza o el dolor dependiendo de la situación de cada persona ¿verdad? y más si tenemos en cuenta el cada vez más difícil arte de ser empáticos y resilentes.

A la misma vez que esa pamplina de noticia se suceden otras sobre la tragedia que sigue ocurriendo en las bañeras del diablo, allí donde miles de niños, ancianos y demás personas depositan su esperanza en un futuro que los aleje de su presente.

Un padre llora el cuerpo inerte y mojado de su hijo en la cubierta del barco; una madre levanta la manta térmica por última vez para ver el rostro ajado, por el mar de la desidia, de su hijo de 8 años.
¿Qué creéis que responderían estos padres si un periodista les preguntara por el lunes más triste del año?

Y los altos cargos políticos y demás dirigentes, cómplices de estas sangrantes historias, vergüenza y sonrojo de la humanidad, ¿cómo creéis que responderían desde su cargo? ¿ qué tal tu lunes más triste del año?
Pues responderían con su gran sombrero de ala ancha como decía el gran poeta  Manolo Chinato en su letra...a la sombra de mi sombra me estoy haciendo un sombrero, sombrero de largas pajas que recogí del suelo, lo haré con el ala ancha que casi llegue hasta el suelo, "pa" muchas veces no0 ver las cosas que ver no quiero.

Y nosotros/as, simples ciudadanos de a pie, ¿cómo responderíamos al lunes más triste del año? Pues cada uno según nuestra historia ¿verdad? como decíamos antes, todo es relativo.

Pero ¿y si cada uno pudiera aportar su granito de arena, desde su ámbito laboral, personal o como mejor crea oportuno? ¿ Y si pudiéramos ser más empáticos con tragedias que van más allá que un simple triste lunes de Enero? ¿ Y si dejáramos de hacer el sombrero?

Mañana en clase abriremos el debate, hablaremos, expondremos la situación, ¿ podremos aportar algo? estoy convencido que sí.

 Mis alumnos/as intentaré que vayan SIEMPRE SIN SOMBRERO.

miércoles, 6 de enero de 2016

Attraversiamo.




[Sylvana y yo lo pasamos muy bien enseñándonos uno al otro los correspondientes modismos en inglés y en italiano. Hace poco dedicamos una tarde a hablar de las expresiones que se usan para consolar a la gente. Le dije que en Inglés a veces decimos <<Yo he pasado por eso>>. Al principio no lo entendía. <<He pasado por dónde?>>, preguntaba. Y le expliqué que la tristeza a veces es casi como un lugar geográfico, como unas coordenadas en el mapa del tiempo. Cuando estás perdido en el bosque del dolor, te parece inimaginable poder estar en un sitio mejor. Pero si alguien te asegura que ha estado en ese sitio y ha logrado salir, a veces sirve para dar esperanza.

- Entonces, la tristeza es un sitio? pregunté.

Sylvana me dijo que el equivalente italiano sería L´ho provato sulla mia pelle, que significa <<Eso lo he sufrido en carne propia>>. Es decir, eso a mí también me ha herido o marcado y entiendo lo que estás viviendo.

Pero, de momento, lo que más me gusta decir en italiano es una palabra común y corriente: Attraversiamo. Quiere decir "crucemos al otro lado" Los amigos se lo dicen unos a otros cuando van andando por la acera y deciden que ha llegado el momento de cruzar la calle...]

                                                                                                                                Come reza ama.

   Eso fue lo que le dijo Roberta a Giovanni, vamos a cruzar la calle; sin conocerlo de nada le tendió una mano que rezumaba ternura y Giovanni cruzò la calle, porque era necesario cruzarla, era el momento, inesperado, pero era el momento.

Roberta es un corazón limpio, que lanza pequeños cordeles de generosidad y te hacen dejar de toser.

Giovanni se acercó el otro día a ver a su sobrina y ésta le preguntó: - Tito estás malo?, te duele la tos?
Giovanni le dijo que la tos no dolía que la tos era el reflejo de que algo no iba bien,

- Pero tito, tu eres un dragón no? tú vigilas los cielos, traes la lluvia, eres amable...

+ Si princesa, pero soy un dragón que a veces tose.

- Y por qué toses tito?

+ Porque entregué mi alegría y mi energía.

- Pero tito, eso no se puede entregar, eso es tuyo y a ti también te hace falta para no toser.

+ Ya, pero en ese momento había una persona vacía que le hacía falta más que a mí.

- Y alguna vez te la devolvió tito?

+ No, tampoco tenía obligación de hacerlo; de todas formas los dragones la volvemos a generar pasado un tiempo.

- Sabes tito, hoy ha estado aquí Roberta y me ha regalado un libro de monstruos.

+ Princesa, Roberta despacha bondad y ternura.

- Es camarera tito?

+ Sí, camarera en el bar de las grandes esperanzas; y sabes princesa, todavía creo en las personas y quiero creer que hay muchas más en esos bares, donde hay que pararse, sentarse y observar a la clientela, porque suele ser selecta ya que llevan consigo algarabía, templanza, sonrisas, calma, y todo fluye tan natural que sin darte cuenta te invitan a un sorbo de su mágico licor.

- Tito eso suena bien, creo que a mí también me gustaría esos bares. Pero tito, cómo se puede saber cuales son bares de grandes esperanzas y cuales no?

+ Sobrina, al principio no se sabe, tu sólo entra, pides una copa, observa cómo te sientes y si no te suenan las tripas...quédate un poco más y vuelve mañana.

- Vale tito, iremos juntos a algún bar de grandes esperanzas?

+ Claro princesa, no lo dudes, nuestro sitio está allí, en un bar de grandes esperanzas, y lo mejor de todo es que no sabamos cúal, pero está allí.









lunes, 31 de agosto de 2015

Mi primo Atilio.

   

     ¿Cuánto creéis que influye en vuestro bienestar laboral el tipo de compañero/a que tengas al lado?
Pierluigi era de los que pensaba que un porcentaje muy alto.

    Desde que empezó a trabajar siempre había tenido suerte con sus compañeros/as de nivel, aunque no continuamente en la misma medida, siempre mantenía relaciones positivas, amenas y respetuosas, llegando a enlazar  amistades verdaderas en algunos casos, como sus dos hermanas con las que seguía en contacto.

    Estos últimos cuatro cursos los pasó al lado de su primo Atilio( se decían primos al tener el mismo primer apellido y mantener lazos familiares lejanos comunes). Supieron al final del curso pasado que no seguirían de compañeros para el próximo y quizás nunca más. En las conversaciones posteriores de ellos, antes de terminar el cole, hablaron de lo curioso que fue para ambos recibir la noticia y justo al momento mirarse y saber lo que pensaban.

    Atilio podría ser por la edad el padre de Pierluigi, pero eran de mentalidad, forma de ver la educación y  la vida muy parecidas. Atilio, pelo plateado, mirada rápida y sonrisa contagiosa; a Pierluigi le gustaba interrumpir sus clases para decirle alguna tontería, chiste o chascarrillo y Atilio siempre lo escuchaba, nunca se molestaba, era un simple minuto que los dos tenían como norma no escrita, una visita rápida para sonreir.

     Eran dos buenos conversadores, sobre todo Atilio, al que Pierluigi escuchaba siempre atento en huecos de los lunes por la tarde; gran amante de los refranes, siempre tenía uno a mano, Pierliuigi se quedaba maravillado de todos los que se sabía y le gustaba mucho dos que eran de la madre de Atilio: "Hijo, con la cuchara que elijas tendrás que comer" y "Si quieres coger miel no pegues puntapiés a la colmena"

    A la hora de trabajar eran prácticos y aplicaban la lógica en las reuniones de su ciclo intentando que todo quedara claro y no durar más de lo debido. Iban al grano, intentaban economizar las reuniones para que les diera tiempo a corregir y programar su nivel.

    Los dos sabían que cuando se separaran de nivel seguramente todo cambiaría, estarían bien porque eran personas adaptativas pero la sintonía de los primos no se escucharía por su pasillo. Y les daba pena, porque trabajaban a gusto juntos, pero Atilio no eran reticente a los cambios, pensaba que llegaron juntos y su codo a codo fue de cuatro maravillosos cursos grabados en su memoria con miles de historias para ellos y que el ciclo de ellos juntos se cerraba allí e intuía que podría también ser su último año en el cole, aunque de eso no estaba del todo seguro.

QUÉ SUERTE TENERTE A MI LADO CUATRO CURSOS PRIMO ATILIO...nos vemos abajo, como siempre.