lunes, 2 de julio de 2018

Tenemos que hablar...


Conversación por whatsapp.

+ Tenemos que hablar: no eres tú, son mis programaciones.

- Sigamos por los niños/as.

+ Eso nunca funciona, los niños/as sin mí avanzarán igualmente, ya vieron la senda.

- Pues hazlo por nuestros padres y madres.

+ Tampoco funcionaría, no es algo vinculante a nosotros.

- Todo nos va bien, porque dejarlo.

+ Por el equilibrio, si no hay ecuanimidad la balanza se tambalea y es complicado crecer.

- Ya nos conocemos, no hay porqué empezar de nuevo.

+ Podría ser así, o no, en este caso, porque me falta algo, algo que no se puede explicar, que sólo depende de mí, de cuando escarbo para dentro y no encuentro.

- Pero si ha sido todo estupendo, nos va sobre ruedas y todo el mundo contento con nosotros.

+ Muchas vivencias estupendas, mucho aprendizaje, muchas inquietudes e incertidumbres a la vez y mucho cariño recíproco, sin embargo,...

- Ya, entiendo, empiezas con un tenemos que hablar y terminas con un sin embargo...

+ Si, mi mochila se va llena de recuerdos, experiencias y con la azada llena de tierra de haber iniciado un poquito la vereda, pero no soy granjero, la causalidad llevó a conocernos, y ahora a evocarnos, aquí todo irá bien, nadie es imprescindible.

- Lo capto, mejor así a que te adaptes y caigas en un aletargamiento inconsciente e ir suavemente muriendo...sabes...en realidad, ocurre mas veces de lo que pensamos.

+ Eccoli qua!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario