viernes, 1 de septiembre de 2017

MINISERIE: En la esquina de los Bohemios: Vivir en un primero.


En Junio pasado decidí cambiar, mudarme a la ciudad, no es que en el pueblo estuviera mal, ya que estaba independiente en un chalet a las afueras, con mi deporte y mis cosas, pero me encontré a mi agente inmobiliario y me comentó que había posibilidades de alquilar un año por su zona y no me lo pensé, decidí arriesgarme y volver a la ciudad de la que hacía diez años que me fui.

A finales de Agosto, sabiendo ya que me iba a la ciudad pero sin saber a qué piso, recibo la llamada de mi agente inmobiliario: - Pedro ya tengo piso para ti, hemos estado reunidos en la oficina y hemos decidido que vas a un primero-. Yo estaba fuera de la ciudad, de vacaciones, y en un principio la llamada me dejó descolocado, ya que nunca había vivido en un primero, había vivido en terceros, cuartos, quintos, sextos o chalets, cosa que le comenté ya que sería todo nuevo para mí y también para mis inquilinos. Él, notando por el hilo telefónico mi inquietud, intentó tranquilizarme, dándome características generales del piso como distribución estupenda, fantástica orientación, muy soleado, terraza amplia, en la planta baja locales de ocio muy concurridos y siempre ambientados, etc. Como veis, características inmejorables y por supuesto,  más importante, también me dijo que no tendría problemas con los inquilinos y familiares ya que él confiaba plenamente en mí de que sería un buen administrador del piso primero.

Ayer pasé por mi barrio, me gusta parar en los lugares donde crecí y recordar olores, personas, sensaciones,....y vi de lejos mi primero, en el que fui inquilino y aprendí a leer y escribir...

Todavía no conozco el piso ni a los inquilinos ni ellos a mí en este nuevo episodio de aventuras y desventuras, pero lo que sí tengo claro que las paredes estarán pintadas de cariño y empapeladas de esfuerzo para que nuestra estancia de septiembre a junio sea lo más provechosa y grata para tod@s!!

Nada más entremos en el bloque, iré narrando a lo largo de diferentes post cómo evoluciona la apasionante aventura de vivir en un primero.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por el cambio de zona! Y en un primero vivirás genial porque a ti no se te resiste ninguna planta,en todas te adaptas bien, como buen administrador de finca que eres. Desde tu planta se aprende a valorar y apreciar los progresos para ir subiendo hacia el ático. Mucha suerte y a disfrutar de tus inquilinos!
    Tu compi M.Mar

    ResponderEliminar
  2. Ole mi compi!! Gracias por tu comentario, será un curso de mucho esfuerzo y trabajo pero no menos apasionante. Espero de corazón que algún curso volvamos a coincidir en un cole!!

    ResponderEliminar