sábado, 12 de marzo de 2011

¿ Y si......?



No durmió bien esa noche, se levantó con el estómago revuelto, decía que no desayunaba.Toda la semana dándole vueltas a lo mismo. Se autoexigía más de la cuenta, como si se acabara el mundo si no lo hacía bien, si no cumplía con las expectativas de su padre, no quería defraudarlo.

Los nervios la atenazaban, le impedían empaparse del aprendizaje, del proceso llevado a cabo, ella misma se imponía la perfección que no existe, que no es real, que no sirve para nada. Cada vez que tenía que pasar por ese trago su mente se repetía automáticamente:¿y si...no apruebo,y si no saco un diez, y si mi padre me regaña, y si mi padre se enfada,...

La palabra examen nunca es bien recibida por los oídos de nuestros alumn@s, no es de su agrado, es complicado hacerles entender por qué hacemos exámenes. Estas pruebas nos sirven para seguir el progreso y ver si cada alumno/a va al mismo ritmo de la clase, si necesita ayuda adicional o si va más adelantado que los otros alumnos/as.

Los padres/madres no deben tener en cuenta el valor de un único examen tanto si es positivo como negativo. Para seguir el rendimiento de tu hijo/a, hay que analizar su día a día, si termina las tareas, si entiende bien los conceptos, y ver las notas de todo el trimestre.

Es bueno que le preocupe el tener un examen, pero no es bueno que se preocupe demasiado sobre cómo va a salir el examen.

Es importante planificar de antemano y comenzar a estudiar mucho antes del examen y repasar el material más de una vez. Es un error tratar de estudiar todo el día antes, se pondrá más nervioso. Después del examen leerlo padre-alumno y discutir sobre los resultados obtenidos. Se puede aprender mucho al revisar un examen ya calificado.

Si al niño/a le atemoriza el fracaso es más probable que cometa más errores; NO DEJAR QUE EL NIÑO/A PUEDA PENSAR QUE EL CARIÑO DE SUS PADRES DEPENDE DE SUS EXÁMENES.

4 comentarios:

  1. aqui en belgica los padres muestran claramente que el cariño no depende de la nota.....eso si, si suspenden les dan una paliza que no veas!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, examinarse no le gusta a nadie, es la verdad. Creo que aunque la familia no les exija si el/la niño/a es autoexigente consigo mismo/a y tiene un exámen lo pasará mal...¿habrá más formas de evaluar en educación????, ¿Tendrá que ver en esto el profesorado también???¿las tutorías individuales son eficientes para estos problemas?...
    Ah!Miguel!Conseguirás que te extraditen!Vas por buen camino!Besitos a los dos!

    ResponderEliminar
  3. je,je; yo creo que si, que al final te extraditan y para España Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Hay muchas forma de evaluar los conocimientos, incluyendo esta del examen puro y duro; las tutorías individuales pueden ser una buena ayuda, pero sobre todo que los alumnos/as se acostumbren a los exámenes y lo vean como algo más que forma parte de su educación. Besos!

    ResponderEliminar