jueves, 3 de octubre de 2013

Que viene el Arrancahojas!!!

 
 En mi infancia, el personaje que estaba de moda por las madres como asustador de niños/as para insuflar miedo escénico y que nos paralizáramos, era EL TIO DEL SACO, del cual decían que vagaba por las calles buscando niños extraviados para llevárselos metidos en un gran saco a un lugar desconocido. Otro que también le iba a la zaga y que estaba arriba en el ranking de asusta niños era el Sacamantecas, por el estilo al tio del saco.
Pues el otro día en la puerta del colegio a la salida, un alumno que iba corriendo y escuché como la madre le decía: - Ven para acá ahora mismo o llamo al ARRANCAHOJAS!!!

Clase de Lengua, 9:40 de la mañana, primer cuaderno que llega a mis manos para corregir, empiezo el análisis, el margen de la izquierda bien, utilización de bolígrafo rojo y azul correcto, margen derecho....ummm...margen derecho...espacio entre ejercicios....ummmm...ZAS!! hoja fuera del cuaderno; los alumn@s al escuchar el ruido levantan la cabeza, mirada hacia mi y mirada hacia el dueño del cuaderno. El dueño del cuaderno me mira incrédulo, no se lo puede creer,.....estará pensando en sus adentros ( el maestro acaba de arrancarme la hoja con los cinco ejercicios que tan felizmente había yo terminado) Le digo que esa hoja no está presentable, que hay que hacerla de nuevo y le explico por qué.

A los 20 minutos aparece de nuevo, llega con paso firme a mi mesa, mirada de seguridad y me acerca su cuaderno como diciendo a ver si ahora me pones alguna pega; Miro de nuevo el cuaderno, me paro en revisarlo concienzudamente, no digo nada, él espera mi respuesta cada vez más tenso...cruce de miradas, lo miro, me mira, sus ojos cada vez más abiertos como diciendo ¡¡desembucha ya maestro!!
Hago intención de arrancarle la hoja pero rápidamente le devuelvo el cuaderno sonriendo.

Es importante tener en cuenta la limpieza de cuadernos, presentación y cuidado de la caligrafía. En mi año de oposiciones llegué a presenciar como a compañeros les dejaban los exámenes por corregir porque el tribunal decía que no entendía la letra. Llega un punto de no retorno donde es difícil cambiar la letra, ya que cada persona ponemos nuestra personalidad en ella, pero si que sea legible. Y no pasa absolutamente nada por arrancar varias hojas a principio de curso, para que el alumnado preste atención a estos aspectos.

El único hándicap o cruz que podemos llevar a cuestas es que nos quieran contratar las madres como asustador de niños/as diciendo: - que llamo al Arrancahojas, pero bueno, será pasajero, trabajo a tiempo parcial, y pensándolo bien, un ingreso extra no nos viene mal a los maestros, ahora que volvemos a tener los euros en el congelador.




3 comentarios:

  1. jajaja q bueno el ARRANCAHOJAS!! pues sí, es súper importante la limpieza y el orden en la tarea. Seguro que después de ese primer arranque inesperado tus alumn@s se esmeran en la limpieza del cuaderno...En mi caso... además de convertirme en sargento los primeros días del cole...también tuve que tirar una ficha a la papelera y sin poner carita sonriente... imagínate la cara de mi alumno...Pero... A todo esto, yo no llegué a conocer al SACAMANTECAS!! jeje bss

    ResponderEliminar
  2. Del Sacamantecas decían que le quitaba la grasa a los niñ@s para hacer ungüentos!! Pues si, es importante la limpieza y letra legible. ¿ En qué curso están tus alumn@s?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis niñ@s tienen 3 añitos y algun@s aún ni los han cumplido... jeje así que...imaginaté. Locura durante el primer trimestre, aunque ya poco a poco se van viendo sus progresos y yo súper feliz...bsitos

      Eliminar