miércoles, 2 de febrero de 2011

Tú si que vales...y tú también.



Sólo los conocía de cruzarme con ell@s por los pasillos cada mañana, entre ell@s tampoco se conocían del todo o incluso ni habían hablado en los años que llevaban compartiendo lugar dia tras dia; sus ojos transmitían curiosidad, ilusión, ganas por participar.

Me hacían muchas preguntas sobre el programa, tenían ganas de saber más y más, poco a poco entre tod@s, a la hora del recreo, nos fuimos conociendo y practicando las pruebas atléticas que más adelante realizarían. Ell@s sólo hablaban de ganar, de quedar los primeros...les paré los pies, hablamos de la diversión de ser un equipo, de hacerlo lo mejor posible sin preocuparme por el resultado.

Cuando terminaba la práctica, los reunía a tod@s, se daban las manos y gritaban un lema, haciamos piña.

Llegó el día de la competición, todos muy nerviosos, con ganas de conocer todo de lo que les había hablado, alguno incluso no pegó ojo esa noche.Recuerdo perfectamente cuando uno de ellos se dobló el tobillo, acudieron todos los demás para arroparle, me decían, maestro ve a buscar hielo, le aguantaban el pie, lo consolaban, le daban ánimos...era curioso ver, cuando meses atrás no se miraban ni en los pasillos.

Rieron, aprendieron, se sintieron importantes, lloraron, cómo lloraron, disfrutaron de unos días diferentes.

Días despues de terminar las competiciones los veía juntos por el recreo, quedaban para traerse todos la camiseta que les regalaron.

Hace poco leí este párrafo en una novela: "hay relaciones especiales con personas y también hay relaciones con personas especiales.No hay diferencias, ambas te dejan huella, ambas te dejan un recuerdo para toda la vida"

Aprendieron y desarrollaron valores muy positivos y vivieron una experiencia a través del deporte que pienso recordarán siempre...yo también.

6 comentarios:

  1. Esta experiencia sé que te marcó, no se te olvidará por muchas razones, entre ellas por la ilusión que sabías que tu trabajo provocaba en ellos, esa transformación también te transforma a ti. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó tu comentario!!, así fue, una gran experiencia como bien dices. Espero que esas ilusiones puestas sigan renovando las fuerzas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No hay mejor salario que ese recuerdo, saber que has sido útil a esos niños, verlos crecer a través de tus actividades y las clases.
    Disfruta de esa posibilidad diaria.

    Un abrazo Pedro.

    ResponderEliminar
  4. les transmitiste el lema del poli: "juega y sé feliz!

    ResponderEliminar
  5. Así es Walden, siempre piensas que algo se le quedará en su memoria de lo contado.Es una profesión bonita, pero a veces te ves como una isla en medio del mar. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Jeje,ese debería ser el lema de todo niño "Juega y sé feliz!"

    ResponderEliminar